NUEVA YORK, 02 February 2017 / PRN Africa / — El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenó en los términos más enérgicos el ataque a un grupo de supervisión del organismo, ocurrido cerca de la frontera entre Nigeria y Camerún.

Durante el asalto, perpetrado el pasado lunes, fallecieron un trabajador independiente de la ONU, tres nigerianos y un camerunés.

En un comunicado, los miembros del órgano de seguridad expresaron sus condolencias a las familias de las víctimas y a los Gobiernos de ambos países.

Asimismo, resaltaron la necesidad de que los perpetradores del ataque sean llevados ante la justicia y reiteraron que cualquier acto de terrorismo es injustificable y una seria amenaza a la paz internacional.

Los representantes del Consejo mostraron preocupación por las condiciones de seguridad en las zonas fronterizas del norte entre ambos países, debido a los embates del grupo terrorista Boko Haram, que dificultan la labor de la Comisión Mixta Camerún-Nigeria, adscrita a la Oficina de la ONU para África Occidental y el Sahel.

Finalmente, subrayaron la importancia de que ambas naciones tomen las medidas necesarias para garantizar la seguridad del personal de la ONU que trabaja en ese territorio.

SOURCE Centro de Noticias ONU