SAO PAULO, 08 February 2017 /PRNewswire Policy/ — El Museo de Arte Moderno de São Paulo (MAM) recibe obras de Anita Malfatti que despertaron reacciones apasionadas de la crítica cuando fueron exhibidas por primera vez en 1917.

La muestra individual, que reunió 53 obras, entre pinturas, gravuras y dibujos, fue percursora de la Semana de Arte Moderno, realizada en 1922, y que abrió las puertas para las vanguardas artísticas en Brasil. Algunos de esos trabajos, elaborados durante los seis años en que la artista estuvo en el exterior (Alemania y Estados Unidos), y en el año de su regreso a Brasil, componen la exposición “Anita Malfatti: 100 años de arte moderno”.

La muestra también hace un amplio recorte de la producción de Malfatti, dividida en tres fases. La primera estuvo marcada por el escándalo y la quiebra de paradigmas, que llevó incluso a que se devolvieran cinco trabajos que habían sido vendidos. Forman parte de esa fase pinturas famosas como O Homem de Sete Cores (1915/16) y las pinturas al óleo O japonês e O farol.

En la segunda parte pueden ser vistos trabajos desarrollados durante los estudios de la artista en París, como las pinturas al óleo Porto de Mônaco (1925) y Paisagem de Pirineus, además de las acuarelas Veneza, Canal y Vista do Fort Antoine em Mônaco.

La última parte de la muestra se centra en obras que la artista pintó a partir de la década de 1930, incluyendo diversos retratos de amigos y familiares, bien como paisajes del interior, como en Trenzinho (1940), O Samba (1945) y Na Porta de Venda.

Hija de madre estadounidense y padre italiano, Anita Malfatti nació en São Paulo en 1889. Estudió pintura en escuelas de arte de Alemania y Estados Unidos.

SOURCE Agência Brasil – Empresa Brasil de Comunicação S/A – EBC